ZUMOTERAPIA


¿Por qué tomar zumos?


Volvemos a lo natural, y están muy de moda todos los licuados, smoothies y zumos de frutas y verduras frescas.


La zumoterapia, entre otros beneficios, nos ayuda a eliminar toxinas, recobrar vitalidad, potenciar la acción antioxidante y rejuvenecedora, fortalecer el sistema inmune, prevenir enfermedades y alcalinizar nuestro organismo.


Preparados con vegetales son fuente de

clorofila, que tiene una gran acción depurativa, y si añadimos algunas semillas o frutos secos conseguiremos además aceites omega de calidad.


Alcalinizantes


Los alimentos pueden ser acidificantes o alcalinizantes según el efecto bioquímico que produzca en el organismo, si suben o bajan el pH en el cuerpo (aunque un alimento sea ácido, como los limones, el efecto puede ser alcalinizante, o frutas con mucho azúcar pueden acidificar el cuerpo).


Cuando el pH está en equilibrio aumenta el nivel de energía y vitalidad, se fortalece nuestro sistema inmunitario, mejora nuestro aspecto físico y nuestro estado de ánimo.


Los cítricos, naranjas, mandarinas, limones, pomelos... alcalinizan nuestro organismo al ser metabolizados y ayudan a restablecer el pH del cuerpo.


Si son de cítricos, lo mejor es tomar los zumos en ayunas, en el desayuno o a media mañana, pero no mezclarlos con otro tipo de alimentos si puede ser.

A mediodía, sería la hora ideal para los smoothies verdes, y por la noche, podríamos prepararnos licuados con manzana, pera, leches vegetales...un poco más neutros.



Crudos y frescos


Los alimentos crudos y frescos se asimilan muy rápidamente. Gracias a sus enzimas vegetales (proteínas complejas que ayudan a descomponer los alimentos) el cuerpo asimila y absorbe fácilmente sus nutrientes, que pasan al torrente sanguíneo al poco tiempo de tomarlos.


Al cocinar los alimentos, las enzimas se destruyen. Por eso al tomar frutas y verduras frescas nos sentimos al momento más revitalizados. Necesitamos una dieta donde al menos una tercera parte de lo que comemos sea crudo y fresco.


¿Y la fibra?


Al exprimir o licuar la fruta o la verdura se elimina la fibra, necesaria para reducir el colesterol, prevenir el estreñimiento, estabilizar los niveles de azúcar en sangre o eliminar toxinas. Recomiendan no sustituir el consumo de piezas de frutas por zumos.


¿Qué podemos hacer para no perder del todo la fibra?

Si por ejemplo exprimimos naranjas para hacernos un zumo, añadir algo de la pulpa de la naranja que queda en el exprimidor. Un win-win.



¡Revitalízate!


A veces, con el ritmo estresante del día a día, que además nos acidifica, nos puede dar pereza preparar los licuados y zumos, pero como otras muchas cosas, es cuestión de práctica y hábitos.

Si lo que necesitas es recuperar tu vitalidad... disfruta jugando con la imaginación, con los colores y combinando los sabores de vegetales y frutas. ¡Zumoterapia al poder!


Algunas recetas:

Recomendamos algunas recetas sencillas y fáciles que puedes encontrar en el artículo de la web Cuerpo Mente "Dime qué te duele y te diré que zumo necesitas"


Bibliografía:

"Zumoterapia para las 4 estaciones", de Leire Piriz.

"Zumos alcalinizantes y otras bebidas caprichosas", de Nadia Torres.


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo